08.08.08

Una fecha curiosa, para algunos llena de significados, para otros tan solo un conjunto de números. También es muy rara. Se repetirá nuevamente solamente en 100 años.

También hoy empiezan las Olimpiadas de Pequen, o Beijing, en China. Para los chinos, 8 es un número de azar, que trae suerte. Por este motivo, la ceremonia empezó a las 08:08 de la noche, hora local.

No nos deteniendo en la superstición y numerología, juntando la fecha al evento, sugiero 08 deportes para nosotros platicar durante este mes 08. O entonces quizás aún por más tiempo. Sugestión para mantener el condicionamiento espiritual a full.

Abajamiento de pesas – en las Olimpiadas tenemos la halterofilia, levantamiento de pesas. Pero yo sugiero bajar, largar los yugos que nos cansan. Sobre Jesús, que ofrece descanso y alivio.

Gimnasia Artística – ejercitar nuestra fe en cuatro aparatos que siempre son lindos de se ver: amor, respeto, verdad, consideración.

Carrera de 100 metros de rabia – En los momentos en que nos hinchamos da rabia, ira o angustia, que dure tan solo un rato. Un explosión, una carrera corta, y que de pronto lo dejemos hacia atrás. Da para ir parando, tranquilizando, recomenzando.

Modalidad de natación 400 metros medley – Variar nuestro repertorio de demostraciones de buenos maneras junto al prójimo.

Marcha de fe atlética – No importa la cantidad ni por donde andemos, que jamás saquemos los dos pies del suelo de la gracia e del amor de Dios.

Tiro olímpico – buscar todos los días acertar con la mayor precisión posible las mejores y mas constructivas actitudes.

Natación sincronizada – intentar vivir en armonía con las personas que nos rodean. Estamos todos en la misma piscina. No es cierto?

Maratón – Seguir firmes en nuestra fe, hasta el fin, a veces mas despacio, a veces corriendo mas. Pero, nunca desistiendo. Pues el premio final ya nos está reservado.

En primer puesto del podio, hay lugar para el mundo todo que llegar. No se raciona el número de medallas.
Pues en la carrera de la fe, hasta los últimos son primeros.
Postar um comentário

Postagens mais visitadas deste blog

Só os loucos sabem

Tempo de uma vida