Fin del mundo

Algunos meses atrás, un líder religioso, supuestamente cristiano, dijo que sabía la fecha exacta del fin del mundo: 21 de mayo de 2011. Esto significa que, si usted está leyendo este texto, es una señal que el supuesto líder, estaba equivocado.

Pero el fato es que no necesitamos esperar para ver cuantas fechas más serán divulgadas. Podemos saber con anticipación que ellas estarán equivocadas. Y dos son los motivos principales:

1: de un líder religioso cristiano se espera que mínimo, lea su Biblia. En ella, Jesucristo afirma que nadie sabe cuándo será el día final. Por ende, ya sabemos de antemano: cualquier persona que anunciar alguna fecha del fin del mundo, ya está previamente engañada. Completamente.

2: es igualmente importante: El cristianismo es la religión donde Cristo es el centro. Cualquier grupo, religión o ideas que dicen ser cristianas y que haga uso de su principal mensaje otra cosa, necesita rever sus conceptos. Mismo que sea de contenido bíblico. Hacer el centro de la predica girar alrededor de costumbres, fechas, apocalipsis, días: girar alrededor de sanaciones, dinero o espectáculos. O hasta mismo enfatizar solamente los mandamientos, reglas y deberes, todo esto parece huir del más importante.

La cruz de Cristo es el centro. De la cruz nace el evangelio y la predica de la Palabra. Es de allí que todo hace sentido. Hasta mismo comprehender lo que aún necesita de mayor comprensión. Porque lo que El más desea es que todos conozcan aquel día, en que Su vida fue dada para que todos nuestros días tengan otro valor.

Sobre el último día, este podemos dejar para Dios. Para nosotros ya es suficiente hoy, mañana y cuantos más que vengan.  

Porque este es el día para tener en el centro lo que más importa para el corazón.
  


Pastor Lucas André Albrecht
Capellán del Campus, Pastor de la Congregación ‘San Pablo’ 
Canoas, Brasil



Traducción:
Rev. Walter T.Ries Jr.
Misionero Luterano en La Republica Dominicana

Postar um comentário

Postagens mais visitadas deste blog

Só os loucos sabem

Tempo de uma vida

Com consideração