Corazón por préstamo

"Esta es una descubierta animadora, pues prueba que, en ciertas circunstancias, un corazón debilitado tiene la capacidad de recuperarse, si recibir ayuda ".

La frase es del cardiologo Peter Weissberg, de la British Heart Foundation (Fundación Británica del Corazón). Pero, podría ser de su marido o esposa. De su hijo, de su amigo. Del colega del trabajo o hasta mismo de un desconocido. Un corazón débil, se ayudado, tiene la capacidad de recuperase.

En el caso dicho, Weissberg se refiere a una británica llamada Hannah Clark. A los 2 años, Hannah recibió un corazón transplantado, pues su corazón estaba aumentando el tamaño, colocando su vida en riesgo. El corazón original precisaba “descansar”. El nuevo corazón, entonces, recibió la función de bombear la sangre. Mientras, 10 años después, por una serie de complicaciones, la única salida seria retirar nuevamente el segundo corazón. Para sorpresa de los médicos, el órgano original de la niña se había recuperado el suficiente para ser capaz de cumplir solo con sus funciones, sin la necesidad de la medicación diaria. Hoy con sus 16 años, la joven es considerada un “milagro” de la medicina.
La materia se encuentra en el
sitio BOL.

Cuándo se trata de nuestra vida, corazones que se ponen a nuestro lado pueden también ser una fuerza inestimable en el camino de la recuperación. Cuándo ponemos nuestro corazón a la disposición de otros corazones, talvez no podemos calcular el bien que esto puede generar. Sino hoy, ni mañana, ¿quien sabe lo que puede suceder en algunos años?

Es por esto, que Dios se propone a darnos un nuevo corazón. Para que sano, renovado, perdonado, pueda también compartir de esta Fuerza y Gracia con todos los que buscan un sentido para la propia vida. El milagro de la fe que Jesús hace acontecer en el corazón, acaba siendo bombeado como la sangre, diseminado por el cuerpo, ocupando todos los espacios de la vida.

Un corazón débil, con ayuda, es capaz de recuperarse. La historia de Hannah y sus dos corazones literalmente uno al lado del otro inspira. Y tiene mucho a enseñar.
Postar um comentário

Postagens mais visitadas deste blog

Só os loucos sabem

Tempo de uma vida

Inveja e justiça